Just another WordPress.com site

Archivo para la Categoría "Curiosidades"

“Ahorita” y “Tantito”

Se trata de dos palabras muy utilizadas por los mexicanos para referirse a cuándo van a hacer lo que les has pedido. A primera vista, parece lógico pensar que “Ahorita” es más inmediato pero… ¡nada más lejos de la realidad! Si un mexicano te dice que “Ahorita”… ¡estás perdido!

Y es que son totalmente ciertos los tópicos sobre el carácter caribeño. Vamos, que la famosa frase “Me estás estresaaaando” que puso de moda un anuncio en televisión no se aleja para nada de la realidad. Por lo que respecta a los mexicanos, son muy serviciales y atentos pero, a la hora de la verdad, son también muuuuuuy dejados. Además, tienen un gran problema, y es que no saben decir que no a nada.

Así que, cuando necesitéis que un mexicano haga algo con cierta urgencia, debéis tratar de conseguir que os diga que “tantito” lo hace, porque así os aseguraréis de lo haga en ese momento. Si os responde con “ahorita”, significa que lo hará cuando pueda…

 

viviryconocermexico.wordpress.com

Cómo se saludan en México

La gente se saluda de una manera muy particular en México. Mientras que en España nos limitamos a darnos dos besos o bien un abrazo, allí es algo más complicado.

En el caso de dos mujeres, o de un hombre y una mujer, el saludo consiste en un único beso en la mejilla. Si entre las dos personas existe un vínculo importante de amistad, entonces el saludo se complementa con un abrazo.

Si los que se saludan son dos hombres, lo harán con un apretón de manos. Si son muy amigos, al apretón de manos le seguirá un abrazo y, a continuación, otro apretón de manos.

Los mexicanos lo hacen de forma inconsciente porque es su costumbre, pero tengo que decir que a mí me llamó bastante la atención.

viviryconocermexico.wordpress.com

El servicio de “Valet parking”

Aparcar en México DF no es tarea sencilla, debido tanto a la gran cantidad de coches que circulan como a la escasez de lugares de estacionamiento. Por eso, además de los parking públicos y privados y de las zonas con parquímetros (sí, en Ciudad de México también existen los parquímetros, unos 4.000), existe el servicio conocido como “Valet parking”, que equivaldría más o menos al del aparcacoches.

La mayoría de establecimientos, ya sean tiendas, restaurantes… cuentan con varias personas que trabajan como “Valet parking”, haciéndose cargo del coche mientras su dueño hace una compra, realiza un trámite o va a comer. Y es que hasta las farmacias, los gimnasios o las clínicas cuentan con servicio de “Valet parking”.

A diferencia de los aparcacoches que nosotros conocemos, los “Valet parking” tienen una tarifa fija, que paga cada conductor. Suele estar en torno a los 20-40 pesos (de 90 céntimos de euro a 1’20 euros).

Aunque a primera vista parece una buena solución, lo cierto es que son muchas las personas reticentes a dejar su coche a un “Valet parking”. No tanto porque piensen que se van a llevar el coche, sino más bien por miedo a robos o a golpes en el vehículo. Y es que, en muchos casos, no hay sitio para aparcar todos los coches y los dejan en cualquier sitio, en doble fila o, incluso, subidos a la acera.

Además, hay muchos “Valet parking” que se creen los dueños de la calle, y no permiten estacionar a los vehículos si los conductores no les pagan. Lo que hacen, por ejemplo, es colocar garrafas de agua o algún otro objeto de gran tamaño en los sitios disponibles, para que nadie puede aparcar si no están ellos.

Otra figura similar al “Valet parking” es la conocida como “Viene viene”. La diferencia radica en que los “Viene viene” trabajan por su cuenta, es decir, que no dependen de ningún establecimiento. También suelen colocar objetos en los sitios libres, indicando a los conductores dónde pueden aparcar agitando un pañuelo o un trapo. Y, si no hay sitio, el conductor deja el coche en doble fila y los “Viene viene” los van aparcando según vayan quedando sitios libres.

En cualquier caso, la verdad es que tanto los “Valet parking” como los “Viene viene” te pueden sacar de un apuro; si tienes que realizar un trámite y vas con prisa y no encuentras sitio para aparcar, te bajas, les dejas las llaves del coche y ya está.

 

viviryconocermexico.wordpress.com

Algunas palabras de uso común en mexicano

Aunque mexicanos y españoles compartimos el mismo idioma, lo cierto es que el castellano cambia un poco a este lado del Atlántico, y son muchas las palabras que se utilizan aquí cuyo significado desconocemos.

A continuación os presento una lista, por orden alfabético, con algunos de estos vocablos mexicanos. La mayoría son de uso común, por lo que os serán de gran utilidad si algún día venís a México:

– Anteojos/ lentes: Gafas

– Antro: Discoteca

– Banqueta: Acera

– Brasier: Sujetador

– Boliche: Bolos

– Bolsa: Bolso

– Cacahuate: Cacahuete

– Cajón de estacionamiento: Plaza de aparcamiento

– Camión: Autobús

– Camote: Batata

– Celular: Teléfono móvil

– Chamaco: Niño

– Chamba: Trabajo

– Chaparrito: Bajito

– Checar: Comprobar

– Chela: Cerveza

– Chícharos: Guisantes

– Chico: Pequeño

– Cobertor: Colcha

– Cobija/ Frazada: Manta

– Coger: Hacer el amor (no se puede “coger” un taxi, hay que “agarrarlo”…)

– Coladera: Alcantarilla

– Computadora: Ordenador

– Concreto: Hormigón

– Condominio: Urbanización

– Cuadra: Manzana de casas

– Cubeta: Cubo

– Cuernito: Cruasán

– Departamento (Depa): Piso, apartamento

– Digestivo: Licor

– Diurex: Cinta adhesiva

– Elevador: Ascensor

– Elote: Mazorca de maíz

– Empacar: Hacer las maletas

– Güero: Blanco (de piel)

– Güey: Tío, colega

– Recámara: Habitación

– Jalar: Tirar (para abrir una puerta, por ejemplo)

– Jamón de pierna: Jamón de york

– Jitomate: Tomate rojo

– Jugo: Zumo

– Liga: Goma elástica

– Manejar: Conducir

– Membresía: Ser socio (de un gimnasio, un club deportivo…)

– Pai: Pastel

– Panqueque: Bizcocho

– Pantaleta: Braguitas

– Papa: Patata

– Pelón: Calvo

– Pesero: Minibus

– Piso: Suelo

– Pistache: Pistacho

– Playera: Camiseta

– Plomero: Fontanero

– Plumones: Rotuladores

– Popote: Pajita

– Poro: Puerro

– Rasuradora: Máquina de afeitar

– Regadera: Ducha

– Rentar: Alquilar

– Rola: Canción que ponen en la radio

– Salón: Sofá

– Té: Infusión (aquí no solo hay “té verde o rojo”, sino también “té de manzanilla, de menta”…)

– Tianguis: Mercadillo

– Tina: Bañera

– Tomar: Beber

– Trapeador: Fregona

– Valija: Maleta

– Venditas: Tiritas

– Vocero: Portavoz

viviryconocermexico.wordpress.com

El principal problema para los turistas que visitan México DF es… ¡el tráfico!

Según se desprende de la encuesta “Perfil del Turista que visita la Ciudad de México”, realizada por la Secretaría de Turismo de México DF en colaboración con la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) Xochimilco, lo que más preocupa a los turistas (tanto nacionales como extranjeros) que visitan la capital no es la inseguridad, sino el tráfico.

Así, ante la pregunta de si volverían a México DF,  el 95% de los turistas nacionales y el 71% de los extranjeros respondieron que sí.

La encuesta también señala que los principales motivos para venir a la capital mexicana son, en este orden, el trabajo, la visita a familiares o amigos y el turismo.

La noticia completa puede leerse en este enlace del diario El Universal:

http://www.eluniversaldf.mx/home/nota34905.html

viviryconocermexico.wordpress.com

Pero ¿a qué hora se come aquí?

En México, la gente come a todas horas. A cualquier hora. Vayas a la hora que vayas, en los restaurantes siempre hay gente.

Es algo que llama mucho la atención, sobre todo, los findes de semana. Los mexicanos tienden a desayunar fuerte porque, para ellos, el desayuno es la comida más importante del día. Los sábados y los domingos se levantan más tarde, pero no por eso desayunan menos; y claro, luego no comen hasta las 5 de la tarde.

Así, no es de extrañar que estés dando una vuelta por la calle a eso de las 6 de la tarde y los restaurantes estén llenos de gente comiendo.

En fin, otras costumbres…

viviryconocermexico.wordpress.com

Mismo idioma, pero a la vez tan distinto…

Una imagen vale más que mil palabras…

Aunque en México también se habla español, lo cierto es que el idioma tiene aquí ciertas variantes que a veces no entendemos. Y lo mismo ocurre a la inversa: los españoles utilizamos determinadas palabras que los mexicanos no comparten.

Como muestra, un botón: el asador de pollos “Gili Pollos”, situado muy cerca del Zócalo. Está claro que en España no podría existir un local con este nombre, pero en México no conocen el significado del insulto que se le acerca tanto…

viviryconocermexico.wordpress.com