Just another WordPress.com site

A lo largo de dos entradas os propongo un recorrido para conocer los lugares más interesantes del centro histórico de Ciudad de México. En esta primera parte, visitaremos el Zócalo, la Catedral Metropolitana, el Templo Mayor y el Palacio Nacional.


El centro histórico de DF se localiza sobre la antigua capital azteca de Tenochtitlán, fundada en 1325 sobre una isla en el lago Texcoco, según la profecía que indicaba que los aztecas debían asentarse en el lugar en que vieran a un águila sobre un nopal devorando a una serpiente (símbolos del escudo nacional mexicano). Los aztecas fueron ganando terreno al lago construyendo chinampas, huertas a modo de islotes sobre las que cultivaban, amontonando en las orillas el lodo del fondo lacustre y protegiéndolo con una empalizada.

Tenochtitlán fue conquistada por Hernán Cortés en 1521 y destruida totalmente. Las sucesivas inundaciones que sufría la ciudad en época de lluvias llevaron a los españoles a construir obras de drenaje, una labor que ha continuado con el paso del tiempo y que, unida al crecimiento que había experimentado la capital y al aumento de las chinampas, ha provocado la paulatina desaparición tanto del Texcoco como de los otros cuatro lagos que formaban el sistema lacustre del altiplano del Valle de México.

Por este motivo,  muchos de los edificios del centro histórico de DF están construidos sobre suelo arcilloso y se hunden a medida que se consolida el terreno. Entre ellos, destaca la Catedral Metropolitana (1), situada en el punto inicial de nuestra ruta: la Plaza de la Constitución, conocida como el Zócalo.

La Catedral Metropolitana es el templo más grande de toda Latinoamérica.  Se terminó de construir en 1813, después de casi 250 años de obras. Tanto tiempo invertido ha dado como resultado una gran variedad de estilos arquitectónicos, que van desde el Clasicismo hasta el Neoclásico, pasando por el Barroco y el Churrigueresco.

Además de su rica decoración interior, uno de los elementos que más llamará la atención del visitante es el péndulo que cuelga desde la cúpula central de la Catedral. ¿Cuál es su función? Pues no es otra que la de medir cuánto se va hundiendo e inclinando el suelo del Templo con el paso de los años, un problema que las autoridades mexicanas tratan de frenar con distintos proyectos que permitan estabilizar la estructura de la Catedral.

Saliendo de la Catedral a mano izquierda se sitúa el Sagrario Metropolitano (2), construido a mediados del siglo XVIII como iglesia parroquial aneja al Templo. Destaca sin duda su rica fachada de piedra. Por cierto que tanto la entrada a la Catedral como al Sagrario es gratuita.

 

Nuestro recorrido continúa en la pequeña plaza que se encuentra a espaldas del Sagrario (3), donde podemos ver una maqueta que reproduce la antigua ciudad de Tenochtitlán. También es interesante darse una vuelta por los numerosos puestos de ropa, pulseras y distintos souvenirs que hay instalados en la plaza, así como detenerse un rato a disfrutar de una recreación de danza azteca, acompañada del sonido de los tambores.

Si seguimos caminando llegamos hasta el Templo Mayor (4), antiguo centro de la vida religiosa de Technotitlán y corazón de la ciudad. Su construcción se realizó en siete etapas, que dieron como resultado una estructura de templos superpuestos que llegó a alcanzar los casi 60 metros de altura. La zona fue completamente destruida por los españoles tras la conquista de Technotitlán, y no fue hasta 1978 cuando, debido al hallazgo del monolito de la diosa lunar Coyolxauhqui durante unas obras, se comenzaron los trabajos para sacar a la luz los restos del antiguo Templo. En la actualidad, se puede visitar tanto el recinto arqueológico como el Museo del Templo Mayor, de martes a domingo de 9 a 17h; la entrada cuesta 51 pesos (3 euros).

El siguiente punto de visita obligada en el Zócalo es el Palacio Nacional (5), sede del poder ejecutivo y antigua residencia oficial de los presidentes de México, donde todavía hoy se celebran importantes actos protocolarios. El edificio, que se construyó sobre el antiguo palacio del emperador azteca Moctezuma, destaca especialmente por los murales que decoran la escalera principal y parte de los corredores del primer piso. Son obra del genial artista mexicano Diego Rivera quien, entre los años 1929 y 1951, plasmó en las pinturas la turbulenta historia de México.

El Palacio Nacional puede visitarse de martes a domingo de 9 a 18h. La entrada es gratuita aunque, eso sí, debido a la índole del edificio, las medidas de seguridad son extremas. Hay policías armados durante todo el recorrido y no se puede entrar con mochilas, bolsos, comida (incluyendo chicles o caramelos), bebida, cámaras de fotos e, incluso, bolígrafos (los guías te advierten de que no se pueden tomar notas). En un lateral del edificio hay un carpa donde se pueden dejar los bultos por 10 pesos (60 céntimos de euro).

Una vez visitado el Palacio Nacional, podemos cruzar y dar un paseo por la Plaza de la Constitución, conocida como el Zócalo capitalino (6).  Se trata de una de las plazas más grandes del mundo, en cuyo centro suele ondear una inmensa bandera mexicana.

En el lado del Zócalo opuesto al Palacio Nacional hay varios hoteles y restaurantes con terrazas en el último piso que permiten disfrutar de una vista espectacular de toda la plaza (7). Es muy agradable sentarse a tomar algo en una de ellas para descansar después de nuestro recorrido y ver desde otra perspectiva todo lo que hemos visitado.

viviryconocermexico.wordpress.com

Comentarios en: "Descubriendo el centro histórico de DF-Primera parte" (4)

  1. Hola Bea! Espero que con este comentario pueda hacerme seguidora de tu blog. Te lo estás currando un montón, seguro que va a ser muy útil para mucha gente.
    Un besito desde Madrid!

    • Muchas gracias, Marta! La verdad es que no es tan fácil lo de hacerse seguidor… Cuando escribes un comentario, te aparecen abajo dos opciones que puedes marcar:

      – Recibir siguientes comentarios por correo
      – Recibir nuevas entradas por email

      Espero que esto te ayude y puedas suscribirte!

  2. Im-presionante mi vecina!! Joer vaya chulo que está quedando este blog. Mejor que ese libro que tenías en mente,

    Muchos ánimos.

    Martín, Marta y Nacho

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: